Cozumel.- La directora general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (APIQROO), Alicia Ricalde Magaña informó que la empresa inició con el proceso de desmantelación de las dos rampas de accesos que hace nueve años se instalaron en la terminal marítima de San Miguel, en Cozumel, para el desembarque de pasajeros.

La funcionaria destacó que una de las prioridades del gobernador Carlos Joaquín González es el mantenimiento, conservación y modernización de la infraestructura portuaria de Quintana Roo, ya que esto generará un mayor desarrollo económico que repercutirá con más y mejores oportunidades para la población de la entidad.

Alicia Ricalde precisó que ambas estructuras se adquirieron en Europa, en 2009, con una inversión alrededor de 14 millones de pesos.

“Es un equipo que quedó en el abandono, convirtiéndose en un peligro para las navieras y usuarios. Se instalaron sin que se tomaran las medidas de las embarcaciones para asegurar que estas embonaran  y funcionaran como ´gusanos´ a la hora del desembarque de los pasajeros”.

Afirmó que ambas estructuras también representaban un peligro de contaminación debido a la oxidación de las mismas. “En tiempo de lluvias, el líquido tóxico corría por el muelle, lo que ocasionaba un daño a las instalaciones de la terminal”.

Con estas acciones, añadió, también se da respuesta a la solicitud de los habitantes de Cozumel de retirarlas por el peligro que representaban.

La titular de APIQROO mencionó que el “gusano” de la banda norte de la terminal se deshabilitó, mientras que el de la banda sur tardará una semana y media en retirarlo.

Share Button